El Torito se reencuentra en ‘Lehman Center’ con la comunidad latina de NY

0
32
Por : Agustín de la Cruz (Sugar)

New York, LC.– El reloj marcaba las 9 de la noche mientras Héctor Acosta subía las escalinatas que desde su camerino lo conducían al escenario del Lehman Center donde lo esperaba un teatro completamente lleno.

La formidable banda retumbaba en todo el enorme salón entre gritos y aplausos que generaron una histeria colectiva en señal de bienvenida al tres veces campeón del Lehman Center.

“Loca Conmigo”, fue el éxito responsable de dar inicio a la “La Noche de El Torito”, el tercer concierto protagonizado por el más completo artista dominicano celebrado en uno de los más emblemáticos escenarios de la capital del mundo y el más importante teatro del condado del Bronx, NY.

Éxitos tras éxitos aceleraron la manecilla del reloj y a la vez retrasaban el deseo del público de abandonar el lugar, en lo musical le rindió un homenaje al #caballomayor Johnny Ventura interpretando un popurrí de merengue, el que hizo bailar desde sus asientos hasta quienes estaban en el área de minusválidos.

“La Noche de El Torito”, además contó con invitados importantes, entre ellos el humorista Juan Carlos Pichardo quien con sus ocurrencias fue el responsable de darle la bienvenida al público.

Dentro de los invitados sorpresa se encontraba alguien muy especial en los inicios de #ElTorito en la época de “Los Toros Band”, nos referimos a la cantante Mayra Bello quien interpretó a dúo con su ex compañero la balada “Tú de qué Vas”.

El intérprete de la potencial bachata del año “Pa’ que me Perdones”, llamó al escenario a “El hombre de tu vida” Joe Veras, uno de nuestros iconos de la bachata, pero además un artista de gran popularidad, quien al finalizar de su participación se despidió improvisando a dúo con El Torito el éxito “El Molde”.

Pero no todo fue música, las emociones nos hechizaron la piel cuando Héctor Acosta resaltó y entregó una placa de reconocimiento a María Pichardo (Tati Pastelito), una mujer dominicana con la que coincidió en el aeropuerto y le contó su historia de cómo pasó de vender empanadas en el Bronx, al digno trabajo de asistente de viajeros que requieren de silla de ruedas en el aeropuerto JFK.

Fue una total descarga de éxitos en bachata y merengue hasta que el reloj marcaba la hora de la despedida, pero el público eufórico le gritaba, otra, otra y ese regreso les juro que será inolvidable e histórico en el Lehman Center, interpretando el himno “Sin Merengue No hay Fiesta, El Torito exclamó ‘Vamos Pa’ fuera’, y efectivamente el artista bajó del escenario, se internó entre el público creando una larga fila, y entre fotos y consignas guió la multitud hasta la salida y eso en verdad que fue un final de película e inolvidable.

Deja un comentario